Mantenimiento preventivo: 10 Consejos

El mantenimiento preventivo es esencial para mantener su camión funcionando con fiabilidad y reducir el riesgo de averías. En SJL diseñamos planes de mantenimiento preventivo específicos adaptados a los distintos camiones y al tipo de servicio que realizan.

mantenimiento preventivo camion

Aquí os dejamos diez consejos fundamentales de mantenimiento preventivo que sugerimos que sigan todos los transportistas:

1. COMPROBAR LOS NIVELES DE LÍQUIDOS:
Verificar el aceite del motor, el refrigerante, liquido de frenos y otros fluidos debajo del capó solo lleva unos minutos y es una manera fácil de evitar problemas importantes. Si observamos una caída prematura en el nivel de un líquido, puede indicar que tiene un problema de consumo o fuga y podemos solucionarlo antes de que se convierta en un problema mayor.

2. CAMBIAR LÍQUIDOS:
La frecuencia para cambiar los líquidos dependerá de la cantidad de kilómetros, el peso de las cargas que transporte y el tipo de conducción que se haga. Es conveniente seguir las sugerencias del fabricante para cambiar los líquidos. Tratar de obtener una vida extra de sus fluidos puede suponer un mínimo ahorro a corto plazo, pero te puede costar mucho en reparaciones y averías más adelante.

3. VERIFICAR LA PRESIÓN DE LOS NEUMÁTICOS:
Cualquier camionero sabe que es fundamental revisar con frecuencia la presión de las ruedas de su camión y remolque. Los neumáticos son su contacto con la carretera y mantenerlas correctamente infladas, evitará un desgaste desigual, minimizará el consumo de combustible y proporcionará una tracción, un frenado y una capacidad de carga óptimos en todo momento.

4. REVISAR EL ESTADO DE LOS NEUMÁTICOS:
El desgaste desigual de los neumáticos puede estar relacionado con problemas de presión de inflado o problemas con la alineación o la suspensión. Incluye una verificación del estado de las ruedas y la banda de rodadura como parte de tus revisiones periódicas. Todos sabemos lo peligroso que puede ser un pinchazo de llanta en la carretera, así que evite el costo, la demora y el peligro de un pinchazo al inspeccionar sus llantas con frecuencia.

5. INSPECCIONAR LOS FRENOS:
Cuando llevamos una carga, queremos estar seguros de que podemos detener el camión de manera segura. Revisarlos con frecuencia y reemplazarlos cuando alcancen la condición mínima de desgaste es una acción básica de seguridad. También debemos comprobar que el desgaste es uniforme de lado a lado y de adelante hacia atrás. Si no lo es, puede ser una señal de que su sistema de frenos no está equilibrado y requiere reparación o ajuste para proporcionar un frenado correcto.

6. REVISAR LOS FILTROS DE AIRE:
Un filtro de aire limpio puede contribuir en gran medida a reducir el consumo de combustible y ayudar a que el motor funcione sin problemas. Cuando un filtro se obstruye, puede reducir la cantidad de aire que entra al motor, la potencia y aumentar el consumo de combustible. Compruébalo con más frecuencia si sueles conducir por carreteras sucias y polvorientas.

7. PRUEBA DE CARGA DE BATERÍA Y EL SISTEMA ELÉCTRICO:
La conducción de larga distancia y las constantes paradas y arranques ponen a prueba el sistema eléctrico del camión. Es una buena idea añadir su batería, alternador y sistema eléctrico a la lista de puntos de mantenimiento periódico. Si operas en climas más fríos, una revisión antes del invierno es la mejor manera de evitar problemas de carga.

8. VERIFICAR LA ILUMINACIÓN EXTERIOR:
Con una verificación rápida del estado de las luces exteriores, detectarás las bombillas quemadas y podrás sustituirlas antes de salir a la carretera. Evita que te paren por este motivo y comprueba que todas las luces de marcha, de freno, de señalización y de emergencia funcionen correctamente.

9. MANTÉN TU PLATAFORMA DE QUINTA RUEDA:
Un buen engrase de la quinta rueda y la pestaña de cierre facilita el enganche y desenganche de las plataformas. Es interesante inspeccionar esta última comprobando el desgaste y su estado (no doblado) para evitar desenganches en marcha con el consiguiente peligro de accidente.

10. GARANTIA DE BUEN FUNCIONAMIENTO
Todos nuestros mantenimientos de los motores están realizados o supervisados por las propias marcas de los vehículos a través de los concesionarios oficiales.

Como empresa de transporte adaptamos el mantenimiento preventivo para nuestra flota de camiones y remolques en función de unas necesidades específicas de uso para garantizar que nuestros camiones funcionen de la manera más fiable y eficiente.

Desde nuestro taller propio, ofrecemos a nuestros conductores y colaboradores la posibilidad de realizar los mantenimientos y reparaciones necesarios para el óptimo funcionamiento de su camión, a precios preferentes y con toda la experiencia adquirida en nuestra larga trayectoria como transportistas.

¿Eres buen conductor?

TE ESTAMOS BUSCANDO