Extendida la bonificación del gasoil por otros tres meses

La ayuda de 20 céntimos por litro de combustible, aunque sea de forma parcial ha significado un alivio para los profesionales del transporte, que ha permitido contrarrestar ligeramente el extraordinario incremento del coste del gasoil y el peligro que éste representa la supervivencia de las empresas de transporte, y por extensión a la de muchas otras actividades.

Pero el gasoil no para de subir

Sin embargo, el precio de los carburantes no para de encarecerse, neutralizando los efectos de esta bonificación, y empieza a tomar fuerza la necesidad de poner algún tipo de límite al precio del combustible, como se plantea hacer con la luz o el gas.
Y es que a pesar haber moderado su precio hasta recolocarse de nuevo por debajo de la gasolina, el precio del gasoil sigue en máximos históricos.

Incertidumbre y especulación

En primer lugar, porque no conocemos cuánto va a seguir subiendo el precio del gasóleo. Pero sí que sabemos que la especulación del mercado va progresivamente neutralizando las ayudas de 20 céntimos, beneficiando a los proveedores de carburantes y no a los transportistas, que son quienes realmente lo necesitan.

Insuficiente

Además, con un periodo de aplicación tan corto, no aporta seguridad de cara al futuro e invita a movimientos especulativos cuyos perjudicados vuelven a ser las empresas de transporte y los autónomos. Hay que tener en cuenta que en el momento que finalice esta bonificación, un tráiler con un consumo aproximado de 35 euros/litro, podría ver incrementado su coste mensual de combustible en unos 700€, que unidos a la dificultad que tienen las empresas de transporte para trasladar este sobrecoste al cliente final, volvería a situarlas inmediatamente en una situación insostenible.

Se necesitan soluciones a largo plazo

Por todo ello, sería razonable que el Gobierno valorase la posibilidad de establecer un límite máximo al precio del combustible como ha hecho con el gas o la luz. Más todavía si consideramos que el continuo encarecimiento del gasoil se ha apoyado en esta bonificación temporal hasta absorber prácticamente el 80% de la bonificación.

En definitiva
Esperamos por tanto que se pueda tomar una decisión global, de carácter permanente, encaminada a contener el precio del gasoil en un nivel razonable que evite en gran medida esta inflación provocada por el coste del combustible (que también afecta a otros costes como los mantenimientos, repuestos etc.) y que suponiendo un alivio para las empresas de transporte y sus conductores, conllevaría beneficios para sus clientes y consumidores finales, y en consecuencia para la economía en general.

¿Eres buen conductor?

TE ESTAMOS BUSCANDO

    Adjunto CV

    Pourquoi externaliser sa logistique d’entreposage ?

    SUPPLY CHAIN | LOGISTIQUE Pourquoi externaliser sa logistique d’entreposage ? Votre activité est en hausse ? Le volume de vos commandes est de plus en plus important pour les stocker en interne ? Vous avez besoin...